/EL ARTISTA COMO AGENTE Y ACTOR DE LOS PROCESOS DE GENTRIFICACIÓN/ 


Budapest Art Factory es una antigua fábrica de turbinas de avión reconstruida por tres artistas húngaros para convertirla en estudios donde invitan artistas internacionales a desarrollar sus obras. 2017 será el último año que se realiza este proyecto ya que la fabrica será demolida para darle paso a un complejo gigantesco de oficinas en esta area industrial de la ciudad. Así, los tres artistas fundadores también perderán sus estudios y se tendrán que reubicar. 


La recolección de piezas industriales que se encuentran a lo largo de todo el lote de fábricas, al igual que dentro del galpón donde se desarrolla la residencia, busca capturar rasgos de la esencia del sitio, trasformándolas en ideas abstractas y de alguna forma preservarlas como registro de lo que muy pronto ya no estará. La obra de sitio específico, solo sobrevivirá por la documentación y/o el recuerdo. 


Primeros acercamientos al proceso de olvido.

Y si David nunca quiso matar a Goliath?

  • Instagram - Grey Circle