La propuesta busca poner en manifiesto la atmósfera que rodea a un niño que nace y crece durante los años 80’s y 90’s en una Colombia en pleno auge de la violencia, fuertemente católica, patriarcal, machista, racista y homofóbica y que a su vez, recibe una crianza de empoderamiento femenino por parte de su madre y abuela como figuras principales de su desarrollo personal.

Tomando como base principal la publicidad, música, programas de tv y demás imaginario popular de la época, y en combinación con fotografías del archivo familiar, relatos, 
imágenes de la memoria y objetos del cotidiano, busco replicar un contexto social y cultural del cual se desprenden el modo de pensar, accionar y replantearme el mundo en el que nací, crecí y vivo.

Entiendo mi generación - incluyendo su aspecto demográfico, histórico, político y social del sur global - como una generación bisagra, 
que se debate entre su peso histórico y su necesidad de deconstrucción de esa misma historia. Busco entonces con esta obra, organizar las piezas del puzzle que conforman ese alineamiento histórico desde la perspectiva masculina heterosexual cis con la cual se me identifica, dentro del dialogo contemporáneo de deconstrucción y desdifinición de esas lineas definitorias.